CONSTRUYENDO UN TEATRO...
ESFUERZO Y RECICLADO

El material que a continuación se expone…está lejos de toda pretensión espuria, de zonza jactancia. Lo realizado, es lo realizado (valga la redundancia) y nos deja satisfechos y muy felices, y la única intención de darlo a conocer es animar a otros. Intentar insuflar en ellos la idea de que, con un trabajo sostenido, consecuente, ayudando -en alguna medida- ,a proteger el medio ambiente y con mucho amor y dedicación…aún con escasos recursos, se pueden concretar los sueños.

"Alas Cultural" es un emprendimiento privado sin fines de lucro.
Una vez inaugurada su sala, -Dios mediante- continuará desarrollando su tarea, con los mismos objetivos con los que nació allá por el año 1993: propender a la educación y la cultura a través de la enseñanza de teatro, realizando espectáculos teatrales y de títeres, musicales, exposiciones, presentación de libros, conferencias, cine-debate etc.

" Y construyó durante 7 años un teatro con sus propias manos…."

Este camino se inicia a principio del año 2009…
En ese momento comprendimos que después de 16 años de ser inquilinos en el histórico teatro Centenario de la ciudad de Colón (Entre Ríos), habiendo realizado un gran trabajo de restauración, puesta en valor y desarrollo cultural sostenido, un ciclo, llegaba a su fin.
Casi sin pensarlo demasiado –gracias a Dios-, Miguel Ángel Bazzuri (director y actor) se embarcó en el proyecto de construir una sala propia. En un terreno propio, contiguo a su casa, y con pocos recursos , comenzó la gran tarea en julio de 2009.

Primeras excavaciones Paredes perimetrales y colocaron cabreadas y el techo

Luego, dentro del “galpón” -futuro teatro- Miguel Angel Bazzuri,
acopió todo el material disponible, de desecho y reutilizable..
pero sobre todo…acopió muchos sueños…


Y el "caos" fue tomando forma.

2

En marzo del 2010… comenzó la estructura del entrepiso para el "pullman".
Debajo albergaría (hacia la izquierda de la foto) los baños, y (hacia la derecha),
la galería de ingreso a la sala.


Continuaba el "reino del caos", pero todo serviría a la larga.

Le fue necesario colocar primordialmente la escalera…

Y el cielorraso de los futuros baños…

 

Arriba de lo que sería luego el escenario…no podía faltar un "atrezzo"
que guardaba también material acústico y aislante para las paredes.

Con andamios y escalera…se ocupó simultáneamente del frente…

Una de sus prioridades, fue el aprovechamiento de todo material, aún el usado o de desecho. Lo motivaron 2 cosas: el ahorro y la preservación del medio ambiente. De esta forma, por ejemplo, persianas de plástico que desechó una escuela de la ciudad, se transformaron en prolijos aleros y cielorrasos.

Trabajó en forma sostenida…Sin embargo, no se podía descuidar el funcionamiento de su radio de Frecuencia Modulada "Alas" que funciona en el mismo edificio.
Actualmente, por resolución del -en su momento AFSCA- ( hoy Ente Nacional de Comunicaciones ENACOM) emite en 90.50 MHz.- LRP 315.

Atendió, entonces, prioritariamente el servicio radial y para ello adecuó un espacio dentro de lo que era la construcción existente para instalar el "estudio de radio".

También le preocupaba no desatender la "razón de ser" del grupo teatral.
Organizó y concertó – en este tiempo -más de 30 funciones de teatro, visitando escuelas, teatros, participando en Muestras Internacionales, etc. ,
adonde se trasladaba el elenco con sus propios elementos escenográficos y de iluminación y sonido.


En "Un trágico a pesar suyo" de A.Chéjov

Y en "El canto del Cisne" (versión libre) de Anton Chéjov

Simultáneamente comenzó a desarrollar el elenco del teatro de títeres…

Paralelamente, sin prisa pero sin pausa, siguió con la construcción del espacio…
Buscando en todo momento reutilizar elementos. Abaratando costos y desarrollando el ingenio.
Entonces, a un viejo piso de madera de pinotea que le regalaron ,
lo utilizó –entre otras cosas- para construir los portones de acceso a la sala.


No desechaba nada (hasta los clavos usados guardaba), y unos pallets junto a hueveras de cartón,
ofician de un excelente revestimiento acústico en las paredes.

En la vereda también ocupó baldosas viejas que le regalaron..

Y claro, no podía faltar su anterior oficio y pintó el logotipo de "Alas" en el frente…

Para los baños…también recicló la pinotea y las persianas que le regalaron…

Un piso flotante usado que le regalaron..sirvió para revestir una pared superior de la sala.

El escenario también fue protagonista del reciclado…

Y hasta la "tapa" de un carrete de cable que dejaron en la calle…hoy es una plataforma giratoria en medio del escenario

Y colgó la pantalla de cine en el escenario recién terminado

No podía faltar…Esporádicamente…aparecía una ayudante…
(también actriz..escritora de obras, titiritera..y ocasionalmente pintora).
Y el aliento, cuando había más ganas de dejar que de seguir.

Revistió el frente del atrezzo... también con machimbre usado…

Y llegó el turno de la platea: empezó el arduo trabajo de cavar –aprovechando el declive natural
del terreno- para armar los "escalones", con un pasillo central

Encofrando con maderas embreadas…
Rellenando luego con el material extraído, enriquecido con cemento. Y luego revistió los escalones con madera…(usada por supuesto)


Y le llegó el turno al "foso" o un espacio libre entre la platea y el escenario.

En ese lugar, colocó una rampa para discapacitados (que también construyó él mismo)
con acceso directo desde la calle. A la vez, acceso y salida de emergencia.
Recolectó de las marmolerías los sobrantes de cortes de mármol para decorar el foso…
Revistió las gradas de la platea con alfombras viejas recicladas

Y las paredes…¡con alfombra nueva!!!

   
También ofició de electricista
Instaló íntegramente el sistema eléctrico de la sala, los elementos lumínicos decorativos (también reciclados) ,
instalación del sistema de audio y luminoso del espacio teatral

Alfombró la escalera de acceso y el primer piso para amortiguar los pasos durante una funciòn..

Reservó y adecuó un espacio para sus herramientas..


Revistiendo prolijamente con alfombra la parte externa…

Comenzó con el vestido de la sala. Cortinados, telón de boca y fondo, bambalinas, etc.

 

 

 

 

También hubo de pintar las sillas que tenía en existencia para adecuar el color, en lo posible, al de la sala.

   

En su momento,  gestionó ante el Instituto Nacional del Teatro un subsidio para “Habilitación de sala”.
 Con los $20.000 asignados… equipó la sala con una bomba impulsora de agua, instaló un sistema de aspersión, matafuegos, señales, indicadores luminosos,  etc.

Todos los recaudos tomados en este sentido, (seguridad) le permiten contar en la actualidad
con una Habilitación Municipal Preliminar para comenzar a funcionar….y
Aunque parezca “ de otro sueño”, -¡Gracias a Dios!-ya falta muy poco para que se abra el telón

   
Recopilación de fotos, datos y textos:      Patricia Laura Bonato
   

Volvemos a reiterar que, si bien agradecemos todas las expresiones de afecto y reconocimiento por lo que se ha realizado, mucho más nos gustará saber que lo que mostramos –sucintamente- despierta deseos de imitar, emprender (aunque no se trate de hacer una sala de teatro), y para eso, nos encontrarán dispuestos a colaborar. 



 
Web Optimizado para Internet Explorer / Mozilla - Resol. 1024x768 pix.